Iñigo Arrieta, ganador del concurso de Barrenetxe