1964

Se inicia entre las cooperativas un movimiento de apoyo mutuo en el que empiezan a perfilarse tímidamente algunas de las futuras estructuras de la Experiencia. Es un movimiento embrionario de lo que más tarde se llamará Grupo Cooperativo Mondragón, luego Mondragón Corporación Cooperativa y actualmente MONDRAGON.
Ya en aquel lejano 1964 se pensaba en la actualización de los medios y se insistía: ‘Tenemos que pensar en desarrollar una serie de instituciones que sirvan de cobertura a nuestros propósitos y planes cooperativos: instituciones consecuentes con nuestra visión social y económica. El movimiento cooperativo será un fenómeno pasajero en tanto no se proyecte y se desarrolle en el conjunto de la sociedad con el consiguiente enraizamiento en la educación y en las relaciones sociales y económicas‘. Ya son mil los alumnos que cursan sus estudios en la Escuela Profesional Politécnica y se produce la asociación formal de las cooperativas Irizar y Miba.